Etiquetas

, ,


Un cigarrillo aplastado contra el pecho de una prostituta de provincias maniatada con correas.

Un amigo de Wagner llamado Albertito llevando entre sus brazos un cadáver envuelto en bolsas azules de plástico.

Un punzón hundiéndose con rapidez en el hueco que dejan dos costillas.

-Me estoy convirtiendo en un animal-, pensó.

golpes

Desechables – Golpe tras golpe (1984)

Va por ti, Lux

Anuncios