Etiquetas

, ,


-Si yo fuera tú, no andaría con gente como yo…-murmuró antes de expulsar una bocanada de humo azulado.

Hacía tanto frío que el humo del cigarrillo se mezclaba con el vaho.

Y el vaho con el silencio.

Oszwald acostumbraba a dejar sus comentarios huérfanos de final y tenía la habilidad de convertir la indefinición en un mutis tan perturbador que exigía lanzarse al vacío.

Me mordí la lengua para no responder de manera ingeniosa o precipitar cualquier tipo de comentario que pudiese comprometer mi presunción de inocencia.

charlando

Lotus Eaters – It hurts (1985)
Anuncios