Etiquetas

, , ,


La gente se resigna a todo menos al apocalipsis: se dejan empujar, estafar por las comisiones que imponen los bancos, pagar impuestos que jamás repercutirán en el propio bienestar, ser despertados a media noche por cuatro inmigrantes pasados de cerveza de marca blanca.

La gente permite todo eso y mucho más; excepto la aniquilación física. Es preferible la total degradación moral, pero dejar de existir…  eso sí que no.

Particularmente me importa poco la desaparición de la especie humana.

Los Pistones – Metadona (1984)
Anuncios