Etiquetas

, , ,


Seguramente su biografía comenzaría con la letra H.

H de hospital.

H de hijo de puta.

H de hardcore.

Una letra tal vez minúscula. Pero él aspiraba, o trataba, que la palabra “hardcore” inundase todos los rincones de su ser.

Y de su acción.

New Order – The perfect kiss (1985)
Anuncios