Etiquetas

, ,


Alfredo tamborileaba con sus uñas grasientas y ennegrecidas sobre el mohoso mostrador del Bar González en tanto que su mirada se perdía al otro lado del aparador. No buscaba nada, sólo esperaba.

Alfredo llevaba poco más que toda su vida esperando porque tenía claro que, una vez en la vida, se presenta esa oportunidad que no se puede dejar escapar.

Pop Will Eat Itself – There is no love between us anymore (1987)
Anuncios