Siempre hay que volver, para confirmar nuestra condición humana. Horrible, pero humana. Lo que se supone ficción encharca nuestra realidad y lo considerado realidad acaba por ser ficticio. Al final, donde mejor se nada es en la confusión.

Hemos pisado charcos y nos hemos colado por una persiana a medio cerrar… Muchos ya no están y otros envejecen sin remedio; y nosotros pretendemos regresar.

PREFAB SPROUT – A PRISONER OF THE PAST

Anuncios